BENEFICIOS TERAPÉUTICOS DEL CHI KUNG


El Chi Kung es una práctica taoísta que forma parte del sistema de medicina tradicional china, que desde hace más de 5 mil años ha ayudado en la mantención y recuperación de la salud de las personas. Literalmente Chi Kung significa “trabajo de energía interna” y entre sus beneficios se cuentan los siguientes:


  1. Nivel físico:


  • Mejora la postura, tonifica los músculos, fortalece y flexibiliza la columna vertebral, los tendones y articulaciones. Relaja el cuerpo el general.

  • Regula y estimula la circulación de la sangre y del sistema linfático. La sangre irriga, nutre y energiza los órganos con sangre nueva oxigenada, desintoxicando los tejidos, estimulando y equilibrando sus funciones.

  • Recupera la coordinación y el equilibrio.


  1. Nivel energético:


  • Genera, recoge y almacena energía en los tres centros energéticos (bajo abdomen, plexo solar, cerebro).

  • Llena de energía nueva los canales, meridianos y órganos.

  • Equilibra la energía yin y yang del cuerpo. El estrés y la toxicidad moderna nos llevan a estados de yang o yin extremos, la práctica del Chi Kung nos permite equilibrar sedando o tonificando.


  1. Nivel emocional-mental:


  • Activa los reflejos e incrementa la memoria y aumenta la capacidad de concentración mental.

  • Relaja la mente, genera sensación de calma, paz y bienestar.

  • Equilibra el estrés físico y emocional, reduciendo en forma sostenida síntomas tales como el insomnio, colon irritable, angustia, depresión, dolores de espalda, hipertensión, entre otros.


Interacciones entre los tres niveles:


La sangre estancada y la energía estancada son para la medicina china las causas principales de la degeneración y la enfermedad. La sangre sigue a la energía, por lo tanto estimular la circulación energética a través de todos los canales y meridianos del cuerpo, mejora también la circulación de la sangre. Así como la energía dirige la esencia, el espíritu dirige a la energía, de ahí la importancia en el Chi Kung de que la mente haga un control consciente de ella. De esta manera puede regular las emociones, dirigir energía sanadora a los órganos débiles y activar la alquimia interna.


Cuando el cuerpo está profundamente relajado, la mente puede dirigir el Chi. Para relajar el cuerpo, hay que relajar primero la mente, ayudados de la respiración. La regulación de la respiración nos permite controlar la mente emocional y los pensamientos que genera. Una mente tranquila se acompaña de una respiración profunda y tranquila. Cuando la mente emocional se perturba, se afecta la respiración y la circulación del Chi en el cuerpo, desequilibrando los órganos.


También los problemas posturales son el resultado de una combinación de estados emocionales negativos y de falta de autoconciencia. El apego a las emociones y la incapacidad de liberarlas son algunas de las causas principales de tensión en el cuerpo y bloqueos de la energía. Con la práctica, tomamos conciencia de nuestro cuerpo para percibir las zonas de tensión y contracción, advertir el patrón emocional que está detrás de la “armadura corporal” y mediante el movimiento, eliminarlo.


La realización de movimientos suaves y lentos, junto con una respiración consciente, desconecta el sistema nervioso de su hiperactiva modalidad simpática, para conectarlo con su reconstituyente modalidad parasimpática, donde se estimulan secreciones hormonales que calman produciendo una sensación de paz y bienestar. De esta manera contrarrestamos el estrés y la tensión permanente de la vida cotidiana. Junto con lo anterior, el circuito parasimpático estimula también al sistema endocrino a secretar hormonas que aumentan la vitalidad y la inmunidad. Las glándulas suprarrenales son masajeadas con el movimiento y la respiración, al igual que el timo, con la expansión y contracción rítmicas del pecho durante el ejercicio. Por estas razones los practicantes de Chi Kung gozan de buena salud y sufren menos resfriados, gripes, infecciones y otras enfermedades comunes.


Es fundamental también resaltar la importancia de la idea (intención de la mente) que regula el movimiento. La idea de salud, bienestar, calma permite regenerar las células del cuerpo, cargándolas con una intención positiva, con una información extra de salud.


Por todo lo anterior, es necesario distinguir siempre entre la realización mecánica del ejercicio y la realización consciente (lenta y respirando con atención), solo de este último modo, obtendremos los beneficios que redundan en el equilibrio y la armonía física, energética y espiritual.









Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Secciones

319817318

Dirección

Manuel Cruzat 2659

Providencia

Santiago

.

Fono/Fax

(56 - 2) 2 223 20 10

(56 - 9) 6 616 56 31 

Búscanos

  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • YouTube - White Circle